Tras darse de alta en Certylabel, toda empresa debe pasar por un proceso de verificación de identidad, donde la aplicación le solicitará una serie de documentos con el objetivo de comprobar y verificar que efectivamente se trata de la empresa en cuestión y que un representante legal de la misma ha abierto la cuenta de empresa. Este es un paso fundamental para poder garantizar la autenticidad de las etiquetas que se generan con Certylabel, así como para que dichas etiquetas tengan validez y responsabilidad legal.

Cualquier sistema de generación de etiquetas que no realice este proceso no será 100% confiable y dará lugar a posibles falsificaciones y usurpación de identidad por parte de falsificadores de productos. Desde Certylabel no recomendamos el uso de aplicaciones de generación de etiquetas que no realicen este paso previo.